Uno de los alimentos que el turista piensa probar cuando viaja a Suiza son sus quesos. Los quesos se pueden comer de diversas formas y con diferentes acompañamientos. Hoy os ofreceremos la posibilidad de disfrutar de un plato muy conocido. Se llama la fondue y aunque el Francia también es muy común es en Suiza donde es más tradicional. Unaa fondue se quesos es algo realmente mágico y rico para el paladar y más todavía si no estás acostumbrado a comerlo.

fondue.jpg

La receta de fondue como toda receta cambia mucho dependiendo de la región donde te encuentres ya que pueden tener un tipo de queso u otro. No es lo mismo en la época del año pero la base sigue siendo un buen queso. Es una receta que como comprenderán es en invierno cuando tiene una mayor popularidad por los intensos fríos que azotan a la región por lo que es interesante un plato calentito y además muy sabroso. En verano no hace falta tomar nada caliente por lo que incluso haría demasiada calor para tomarlo.

Además de los quesos los ingredientes básicos son unas cucharadas de harina de maíz, algo de vino blanco seco y también dientes de ajo. Luego una de las recetas más tradicionales y siempre que se tengan estos quesos será coger un queso del tipo Vacherín friburgués y otro Gruyere. El secreto de una buena fondue está en el modo de cocción que tiene que ser lento para que se funda bien el queso y además saldrá con un sabor más intenso si le añadimos quesos con mayor sabor

Ya lo saben si pasan por Suiza no dejen de probar una buena fondue hecha tradicionalmente y con ingredientes de gran calidad. En todo buen restaurante os la podrán servir y podrán disfrutar de una comida con mucho sabor.