suiza-paisajes.jpg

Suiza es uno de los destinos de algunas personas que toman un vuelo de ida pero que no vuelven. Esto se debe a que muchas personas se encuentran en una situación muy especial y deciden acabar sus días en Suiza. En estos días se ha estado debatiendo sobre la prohibición o no del turismo de suicidios o suicidio asistido que tiene lugar en Suiza, pero finalmente se han decantado por no prohibir este derecho que todos tenemos a morir en el momento que queramos.

A pesar de no prohibir, lo que se pretende es reforzar esta ley para que todo pueda estar más claro y los turistas que vengan por este motivo conozcan todas las opciones. Hay personas que vienen para poner fin a sus días de una forma tranquila y serena, ya que es lo mínimo que se le puede pedir a la muerte, que llegue con el menor sufrimiento por parte de la persona. Lo cierto es que es todo un acierto que Suiza siga permitiendo a turistas y a suizos poder acabar con su vida de una forma tranquila, en el momento que lo consideren.

Lógicamente esto es un tema muy serio, pero las personas que acuden a Suiza a través del turismo de suicidio lo hacen porque se encuentran en una situación terminal y no tienen otra salida. Es una opción dramática viajar a Suiza, pero al menos pueden morir en un lugar hermoso y de una forma controlada y sin sufrimiento, que es de lo que se trata.

Vía | DW
Foto | Flickr