En Basilea se están tomando duras decisiones acerca de la limpieza de sus medios transporte, sobre todo los transportes públicos. Para garantizar que sigan limpios y que no se vean manchados por los usuarios, se ha prohibido comer y beber cualquier alimento que pueda manchar el suelo, soltar migas, ser pringoso y demás. Es una decisión que garantizará que los transportes públicos de la ciudad puedan seguir tan limpios como hasta ahora, aunque en algunos casos se han encontrado zonas sucias.

basilea.jpg

Suiza es un país que quiere ofrecer una imagen impecable, pero también es parte de su forma de ser, por lo que si visitas Basilea, o cualquier otra zona de Suiza, es mejor no subir a un medio de transporte con alimento alguno, ya sea bebida y demás. Siempre tienes tiempo de poder consumirlo cuando llegues a tu destino o antes, por lo que no hay necesidad de pasar un mal rato en caso de que se te caiga algo al suelo o que el conductor te diga que no puedes pasar con ello. En el caso de que ensucies, se te aplicará una sanción de 20 francos suizos.

Comidas tipo debidas de cola, bocadillos que suelen migas, alimentos de chocolate, entre otros, están totalmente prohibidos para consumo en los medios de transporte, una medida que de seguro permitirá que Suiza sea uno de los países más limpios del mundo, una fama que han logrado con esfuerzo. Es una medida muy buena, que seguro ayudará a mantener limpios los transportes públicos, que tan buena fama tienen en el mundo.