suiza.jpg

En el mundo nos encontramos con islas muy peculiares y que merece mucho la pena conocer algo más sobre ellas. Concretamente nos centraremos en algunas de las más curiosas islas europeas, unas islas que ofrecen unas características sumamente atractivas y que son perfectas para que todos los turistas puedan apreciar todos y cada uno de sus encantos. En primer lugar merece la pena destacar la isla de Sark, una isla que se encuentra dentro de las islas del Canal y que corresponde a un territorio entre Francia y Reino Unido.

Lo más curioso de esta isla de Sark es que es realmente pequeña, con poco espacio, lo suficiente para que unas 500 personas puedan vivir en ella y desde luego funcionar sin ayuda alguna, algo que es increíble. Estos 5 kilómetros cuadrados son suficientes para que estas 500 personas puedan vivir tranquilamente en un lugar alejado del mundo y que parece que el tiempo se ha parado en ella, porque no se puede circular en coche, sino que se debe usar un vehículo sin motor, como es el caso de la bicicleta o carruajes clásicos.

Es una isla que además de ser pequeña, sigue viviendo en el pasado y esto es lo que más suele llamar la atención a los pocos visitantes que tienen la ocasión de conocer la isla y de poder conocer un lugar realmente aislado del mundo y que sin embargo ofrece unos paisajes sumamente atractivos y muy recomendable para el disfrute, además de ser una isla que deja sorprendido a todos los turistas.

Foto|Flickr