Suiza es un país modélico por la integración que las personas que vienen de fuera pueden tener, ya que se sienten como en su casa. Es un ejemplo de país tolerante al que no le importa su condición sexual por ejemplo. La nueva alcaldesa de Zurich es lesbiana y esto tiene un significado muy importante, no sólo por ser mujer, sino porque una parte importante de personas homosexuales de Suiza viven en Zurich. Es un paso importante para que los cargos importantes puedan ser ocupados por homosexuales.

zurich.jpg

La condición sexual no es algo que pueda valorar las capacidades de una alcalde para poder hacer bien su trabajo, pero es importante reconocer que se están logrando muchos avances en ciertos países como Suiza para que estas personas puedan tener los mismos derechos. En Zurich no se ha mirado que la nueva alcaldesa sea lesbiana, sino que era la más indicada para el cargo.

Es bueno que Corine Mauch, una mujer lesbiana abiertamente se proclame primera mujer lesbiana que llega a una alcaldía y mucho más de una ciudad tan importante como es Zurich. Siempre que un candidato esté preparado y nos guste los planes para la ciudad, debe ser votado, sea gay, lesbiana, heterosexual o lo que sea, ya que la sexualidad es algo anecdótico.

¿Qué os parece?