Un curioso estudio de la Universidad de Basilea ha revelado que las personas que normalmente son madrugadoras, tienen menos tiempo antes de que se les presente el cansancio cerebral, mientras que las personas que trasnochan, disponen de más tiempo antes de que el cansancio cerebral se les presente. Es un estudio realizado en Suiza que no deja de ser muy curioso, porque no es precisamente lo que nos podríamos imaginar en un principio. Es un estudio que se publicará en la revista Science, una prestigiosa revista de ciencia.

cerebro.jpg

Este estudio se ha hecho mediante imágenes de resonancia magnética. Los resultados de este estudio son realmente sorprendentes, pero esto se debe a que cada uno tiene su llamado reloj interno, que dependiendo del momento del día, puede acabarse antes o después. Seguro que muchos de vosotros se siente muy bien durante las primeras horas de la mañana, trabajan mejor, mientras que por la tarde, ya están más cansados y no tienen ganas de hacer nada, que es algo habitual cuando pasan algunas horas del día, sobre todo si has madrugado mucho.

Otras personas se sienten mejor y más activas durante la noche, de madrugada, por lo que cada uno tiene una hora ideal para hacer sus cosas. Este estudio realizado en Suiza es ciertamente atractivo y acaba con el mito de que los madrugadores pueden rendir mucho mejor, porque finalmente les llegará antes la fatiga cerebral, que es algo inevitable que suceda, después de un tiempo trabajando y realizando actividades de diferente tipo.